Se realiza el foro “Legado del código de trabajo y el salario mínimo” En conmemoración de la revolución del 20 de octubre de 1944

El Observatorio de Derechos Laborales con apoyo de CNV Internacional y las centrales sindicales CGTG, UNSITRAGUA y MTC en conmemoración de la Revolución del 20 de octubre de 1944, organizan el foro “Legado del código de trabajo y el salario mínimo” cuyo objetivo es el análisis y planteamiento de propuestas efectivas ante temas como el trabajo decente, la necesidad de incrementar el salario mínimo y el costo de vida desde una perspectiva sindical.

Además, se conocerán las motivaciones de los cambios sociales y económicos planteados en la revolución de 1944, los cuales tienen vigencia actual, así como establecer las relaciones entre los indicadores de trabajo decente y de salario digno. También se realizará un llamado sobre la necesidad de una política laboral y de trabajo decente para las próximas autoridades que tomarán posesión el año entrante.

Todos los temas abordados a través de un panel integrado por delegados del Movimiento Sindical y expertos del tema. Se desarrollará la perspectiva social de la Revolución del 20 de octubre por parte del Lic. Marco Vinicio Hernández, Jorge Estrada con su disertación sobre la proyección económica-política de la Revolución de 1944. Acompaña a los panelistas, Carlos Linares, representante de OIT en Guatemala que presentará el tema de trabajo decente y salario digno. Para finalizar, desde el punto de vista sindical el Lic. Edgar Portillo desarrollará el tema del costo de vida y el salario mínimo. Por último, las conclusiones del evento estarán a cargo de Julio Coj.

Contexto histórico

El foro se realiza en la antesala de la conmemoración de la revolución del 20 de octubre de 1944, los cambios se lograron para entonces y que han tenido trascendencia actual como lo fue la creación del Código de Trabajo, junto con una discusión seria de la importancia del salario digno en relación al trabajo decente.  Esto enmarcado en los antecedentes históricos que se destacan a continuación:

  1. El tema de los salarios mínimos ha sido discutido en la OIT desde su creación en 1919, sobre todo porque existe la claridad en considerar que es la base fundamental sobre la que recae el mejoramiento de las condiciones de trabajo. En la Declaración de 2008 de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa se reconoce la necesidad de desarrollar y mejorar las medidas de protección social – seguridad social y protección laboral. El Convenio sobre el mecanismo de fijación de salarios mínimos, 1928 (núm. 26) alienta a los Estados miembros a implementar salarios mínimos, sobre todo en las actividades económicas en las cuales los ingresos son bajos.

 

  1. En lo actuado durante la Revolución del 20 de octubre de 1944, se establecen las bases para regular institucionalmente el derecho laboral. Fueron ratificados; el Convenio 87 de OIT sobre libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948 y el convenio sobre la inspección del trabajo, 1947. El 8 de febrero de 1947 se le dio vida al Código de Trabajo. El 1ro. de mayo de 1947 durante el gobierno de Juan José Arévalo y en conmemoración del Día Internacional del Trabajo entra en vigor lo contenido en el Decreto 330 del Congreso de la República. Aunque en Guatemala el derecho a la huelga estaba reconocido desde el año de 1921, el derecho colectivo laboral y la negociación colectiva fue reconocida por vez primera a partir de la Constitución Política de la República de 1945. Y es en el código de trabajo en donde se legisla para asegurar el ingreso de los trabajadores a través del salario mínimo.

 

  1. El impacto de legislar el tema del salario mínimo fue importante para lograr algunos de los propósitos de los dos gobiernos de la revolución del 44, en el libro sobre la Batalla de Guatemala, se manifiesta que: “El salario mínimo, que en 1944 iba de 5 a 25 centavos, llegaba a 80 centavos en 1953… El comercio y la industria prosperaron más en esa etapa que en los cincuenta años anteriores.” (Toriello, pág. 36, 1997)

 

  1. Con la caída de Árbenz y la instauración de los gobiernos contrarrevolucionarios se retrocede en muchos ámbitos, sobre todo en el proceso de tecnificación e industrialización con capital nacional que se habían propuesto los gobiernos revolucionarios, con ello el sindicalismo y sus reivindicaciones sufren persecución y muerte. Sin embargo, a pesar de los rezagos sociales, económicos y culturales generados por intereses tradicionalistas, las luchas continúan y la reivindicación por salarios justos se mantiene presentes.

En el 2018 el presidente Jimmy Morales no otorgó ningún incremento al salario mínimo. En este año las Comisiones Paritarias del Salario Mínimo ya presentaron su propuesta de incremento, la que busca procurar ingresos suficientes para acceder a la canasta básica que es de Q3, 597.03 y considerando que la inflación ha alcanzado un 4.37%.