71 AÑOS DE LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS POR LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS -ONU-

EXIGIMOS del: Gobierno y Empresarios respetar los Derechos Laborales, Económicos, Sociales y el establecimiento y cumplimiento de Trabajo y Salarios Dignos en el marco de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, como única alternativa al combate de la pobreza y desigualdades sociales.

Guatemala, 9 de diciembre de 2019.- En conmemoración, este 10 de diciembre, del 71 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, 1948. Las organizaciones sindicales del Movimiento Sindical y Popular Autónomo Guatemalteco, Central General de Trabajadores de Guatemala -CGTG- y la Unión Sindical de Trabajadores de Guatemala –UNSITRAGUA HISTORICA- hacen un llamado, a la población en general y especialmente a la clase trabajadora, para defender sus derechos. El movimiento sindical mantiene una lucha constante para mejorar el cumplimiento de los derechos laborales de toda la población guatemalteca, enfatizando la necesidad actual e histórica de un incremento al salario mínimo.

Dirigentes del movimiento sindical también enfatizaron que históricamente el Estado de Guatemala ha incumplido su mandato constitucional y actualmente es el mayor violador de los derechos humanos de ciudadanos guatemaltecos que padecen altos niveles de pobreza, desnutrición crónica, falta de acceso a la salud y educación, etc. Es así que muchas familias se ven obligadas a migrar a otros países, agregando así un mayor sufrimiento a la familia guatemalteca, no solo por la fragmentación familiar, sino incluso la muerte de seres queridos, especialmente niños y niñas (como los vemos en casos recientes) que han quedado en la custodia del gobierno de EEUU. Todo esto es una situación lamentable en donde la dignidad del ser humano se ve vulnerada. El Estado debe proveer sin excepción ni discriminación el cumplimiento de los derechos humanos y dejar de favorecer intereses mezquinos que buscan sólo el enriquecimiento individual. La función del bien común es constitucional y la única forma de lograr una verdadera paz en el país.

Se realizó tal actividad para lanzar un mensaje a la población en general y a las nuevas Autoridades sobre el contenido de la Declaración Universal de Derechos Humanos y su cumplimiento. Consideración de la situación económica y social actual y el salario mínimo se eleve al costo de la Canasta Ampliada, se hace patente que los ciudadanos guatemaltecos cuentan con poca capacidad adquisitiva para cubrir sus necesidades básicas. Además, tomando en cuenta que recientemente el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos –OACNUDH- publicó un comunicado solicitando la creación de un ambiente propicio y seguro en beneficio de los Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos; el movimiento sindical manifiesta su preocupación por la continua violación que se realiza de los derechos tanto laborales como sindicales en el país y se demanda de las Autoridades Gubernamentales entrantes convertir en acciones concretas y de URGENCIA el contenido de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, haciendo énfasis en los artículos que vinculan el tema de una vida digna al alcance de todos, el derecho al Trabajo Decente según OIT, al cumplimiento y respeto a libre sindicalización y a un ingreso justo. Todavía hace falta mucho por mejorar sobre la violencia antisindical y la corrupción e impunidad en el sistema de justicia laboral, administrativa y judicial. Se insta a las autoridades gubernamentales y al empresariado guatemalteco a ratificar el Convenio 189 sobre trabajo doméstico y el Convenio 190 sobre acoso y violencia laboral de OIT. La negativa a ratificar estos convenios contribuyen en vulnerar los derechos humanos de trabajadores y trabajadoras dignas.

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS
La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento que marca un hito en la historia de los derechos humanos. Elaborada por representantes de todas las Naciones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, la Declaración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A (III), como un ideal común para todos los pueblos y naciones. La Declaración establece, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse y ha sido traducida en más de 500 idiomas, con el objetivo de lograr la paz por medio de la justicia social. *

Los 30 artículos de Derechos Humanos básicos contemplados en esta Declaración han dado la pauta a la subsecuente creación de pactos, protocolos, convenios y tratados internacionales de cumplimiento obligatorio para los gobiernos de todos los países signatarios.

La protección y el respeto a los Derechos Humanos se constituye en el elemento constituyente y principal del entramado de Naciones Unidas, considerando que esta declaración se adoptó poco después de que finalizara la II Guerra Mundial, sus preceptos quedaron plasmados para que las futuras generaciones aprendan y valoren estos derechos intrínsecos e irrenunciables en todo ser humano.

“SIN EL RESPETO NI CUMPLIMIENTO DE LOS DERECHOS HUMANOS, NO HABRA JUSTICIA SOCIAL NI PAZ”